PEDAGOGIA MUSICAL. KATALIN SZEKELY

Cursos próximos

Escrito por katalinszekely 04-03-2007 en General. Comentarios (0)

Cursos próximos
CURSO DE COMPOSICIÓN
CURSO DE ANÁLISIS
en PUNTA UMBRÍA HUELVA
de 14 a 20 de julio de 2013

MÁS INFORMACIÓN
http://www.musicaenpuntaumbria.com/index.php/cursos-internacionales

Mi encuentro con el Método Kodály

Escrito por katalinszekely 03-03-2007 en General. Comentarios (16)

    http://katalinszekely.blogspot.es/img/katalin.jpg  Foto: Lajos Hauer                                                         

 

1. Mi educación musical                                                                   

 

Nací en Budapest (Hungría). Para mi profesión de músico es una suerte de haber recibido mi educación musical en este país, una educación que goza de fama mundial gracias a la Academia de Música “Franz Liszt” (hoy denominada Universidad de Música) y la pedagogía Kodály. Mis compañeros en la Academia eran músicos de la talla de Zoltan Kocsis, András Schiff, Dezsö Ránki, Ivan Fiscfer, los miembros del actual “Cuartetto Takács” entre otros. Éramos alumnos de profesores como Farkas – profesor de composición de Ligeti y Kurtág – ,  el propio Kurtág, Rados, otros profesores eran discípulos directos de Kodály como Erzsébet Szönyi, Melinda Kistétényi o el director de coro Zoltán Vásárhelyi.

Hace poco leí un libro biográfico de András Schiff donde habla de las circunstancias que le influyeron en su elección de la música como profesión. Cuenta que la primera profesora de piano que él tenía (igual que yo y muchos más) era una de estas señoras ya mayores que a causa de la guerra o la revolución de 56, han quedado viudas sin hijos y volcaban toda su amor y energía en sus alumnos. Cuando dirigía la escuela municipal de música de un pequeño pueblo de Andalucía, me veía volver en una de estas mujeres (aunque con un hijo propio) y declaré que no hay método, sea el más eficaz, que valga si el profesor no transmite e implanta en el alumno el amor hacia la música.

Si, se trata de la motivación. También describe Schiff qué es lo que hace tan especial la Academia “Liszt”. Eso es el ambiente profundamente musical que motiva al alumno a sacar el máximo rendimiento de sí mismo (no es el profesor que te saca el rendimiento, sino tú mismo a lo que el profesor sólo asiste proporcionando recursos). Nosotros admirábamos a nuestros profesores que nos invitaron a su casa para charlar entre sus libros, cuadros, partituras inspirando este aire de cultura presente también en su vida privada y enseñando que la música forma parte de una cultura general y representa los valores eternos de la humanidad. Nosotros deseábamos demostrarles lo mucho que estamos capaces de aprender por amor hacia la música pero también por amor y admiración hacia el profesor. Nunca habíamos planteado cuestionar la autoridad de un profesor: la enseñanza era muy personal pero al mismo tiempo se mantuvo aquel distancia que hay entre alumno y profesor.

Hace poco pregunté a Claudio Martínez Mehner – quién, bien sabido, estudiaba durante cinco años en Budapest –, qué es lo que distingue la enseñanza de la Academia “Liszt” de otras. Respondió que allí la música no se trata como algo inamovible, fósilado, sino como un lenguaje vivo. Que su profesor no se reparó en transformar las obras que trabajaban, aunque ésta fuera de Mozart, para demostrar la naturaleza viva del material. (Imagínate el nivel de conocimiento estilístico del profesor que es capaz improvisar en cualquier estilo para enseñarte cómo se modifica el significado al realizar un cambio en el sintaxis musical.)

Voy a contar un anécdota para iluminar este ambiente tan especial de nuestra educación musical. Una vez impartiendo un curso en Sevilla a profesores de composición comenté sobre mis profesores de música que tenía en Hungría. Que la profesora de solfeo, después de terminar la clase nos dijo: “Habéis visto que hemos hecho una serie de ejercicios muy variados. Estaba pensando mandaros trabajos para casa pero no sé que si todos tenéis la capacidad de preparar tantos ejercicios... Pues yo no mando nada. Cada uno haga cuanto pueda.” Todos nos esforzábamos al máximo para demostrar a la profesora nuestra capacidad, que somos los mejores y que podemos preparar más ejercicios que el compañero. Uno de los asistentes del curso me dijo: “Esto aquí no ocurriera. Si la profesora nos dice que no manda nada, nosotros no hacemos nada.”

Esto era que nos deslumbró que aquí el problema no es meramente profesional que si el método, que si el ratio profesor – alumno... El problema es ético-moral. Yo siempre me consideraba una educadora que utiliza la música para educar a la vida, a una vida digna que se basa en un comportamiento íntegro que respecta los valores éticos y morales.

 

 

 

2. Mis estudios musicales y la pedagogía Kodály

 

Nací en Hungría y desde pequeña se me educó con la música. En el parvulario la música formaba parte de las actividades diarias de forma de juegos en corro, canciones infantiles, rimas ritmizadas (trabalenguas, adivinanzas, retahilas etc.), dramatizaciones. La excelente formación vocal de las maestras facilitó que el niño pequeño, que aprende por imitación, adquiera la formación vocal correcta.

La escuela primaria de ocho cursos, realicé en una clase especializada en música. Frente a las demás clases que tenían dos clases semanales de 45 minutos, nosotros tuvimos música todos los días. Para matricular en esta clase tuvimos que hacer una pequeña prueba que consistió en cantar algunas canciones y repetir con palmas ritmos sencillos. Pronto me enteré que la música estamos aprendiendo bajo la tutela de Zoltán Kodály. El maestro visitaba con frecuencia a los colegios y escuelas de música para inspeccionar la enseñanza musical programada por él. Mi primer libro de música era un cuaderno pequeñito, los 333 ejercicios de lectura que iba seguido por las demás obras didácticas de Kodály. Aparte de sus libros didácticos, teníamos el libro de texto basado en un repertorio variado de canciones populares. En los primeros cursos utilizamos la pequeña percusión, más tarde, la flauta dulce. Manejamos fichas y círculos recortados para iniciar la escritura musical. Pronto empezamos a cantar a dos voces. A partir del quinto curso cantamos dos veces por semana en el coro. El canto coral formaba parte de las materias impartidas en primaria y secundaria. Muchos de los alumnos de primaria se apuntaron en la Escuela de Música para aprender algún instrumento. La Escuela de Música funcionó en el edificio del colegio por la tarde. Allí sólo íbamos a estudiar el instrumento, ya que el lenguaje musical aprendimos en la clase de música del colegio por la mañana. Mis compañeros de clase, casi todos teníamos abono de conciertos didácticos por los domingos por la mañana. De mi clase especializada en música, sólo dos de nosotros eligió la carrera musical – yo y otro compañero – pero aproximadamente el 90% de mis compañeros de clase es licenciado y tiene un trabajo cualificado. Unas compañeras siguen cantando en algún coro de aficionados.

A partir de los 10 años manifesté mi inclinación hacia la composición escribiendo pequeñas obras para piano imitando los estilos (desde barroco hasta romántico) de las obras del repertorio pianístico que tocaba en las clases de piano. Desde entonces en las audiciones del colegio yo tocaba siempre alguna obra mía.

Accedí al Conservatorio Profesional mediante superar la prueba de acceso de composición. A partir de allí y durante los siguientes años de estudio en la Academia “Liszt” los estudiantes de música tuvimos entrada libre a todos los conciertos y a la Ópera de Budapest, una de las mejores del mundo (que puede presumir de haber tenido directores como Mahler u Otto Klemperer). Desde luego todos los días estábamos allí, reuniéndonos con una cerveza después del concierto para charlar con los compañeros sobre estas vivencias, sobre artistas invitados a Budapest como Yehudi Menuhin, Sviatoslav Richter, Mauricio Pollini, Claudio Abbado ... es imposible enumerar a todos que dejaron una huella inolvidable en nuestra educación, eso es, de ellos recibimos gran parte de nuestra educación para lo que nos preparaban o guiaban nuestros profesores.

Desde aquellos años al principio del siglo XX en los que se despertó en Kodály la preocupación por la educación musical de su pueblo e inició la composición de una serie de obras didácticas y la programación de los libros de texto de música para la enseñanza musical general, hasta que yo terminé mis estudios y luego trabajando como profesora de solfeo en la misma Academia, toda la vida musical en Hungría estaba “empapada” de las ideas de Kodály, su filosofía. La unidad y coherencia de su pedagogía por un lado y la flexibilidad por el otro que permite que el profesor recree el método adaptándolo a su personalidad, el folklore húngaro en que se basa para mantener viva la identidad nacional a través de la cultura propia pero también fundamentando la comprensión de los valores que representa la cultura universal, la hacen estable y siempre presente acompañando generaciones. Para nosotros, músicos húngaros es como el aire: la respiramos sin darnos cuenta (algunos criticando sin saber lo que dicen) hasta que un día tú sales al extranjero y te das cuenta...

 Otra anécdota: el último verano visité a mi familia en Budapest y, de excursión y de buen humor, brotamos a cantar. Mi sobrina de quince años me pidió que le acompañe con la segunda voz. A mi casi me saltaron las lágrimas. Cantaba las mismas canciones que yo en el colegio hace treinta años. La obra de Kodály es sólida.

Los contenidos de los libros de música que yo conocí en los años 60 en el colegio perduran porque representan parte de nuestra cultura que une las generaciones. ¿Quieres una prueba de ello mejor que cantar a dos voces en el campo con tu sobrina en los años 90?

 

3. Mi trabajo docente

 

Al terminar la Academia Superior, empecé a trabajar en el Conservatorio Superior “Franz Liszt” en su departamento en la ciudad de Debrecen. Para convertirme en funcionaria, no tenía que hacer oposiciones: nosotros nos examinamos una sola vez al terminar la carrera. El título mismo contiene la calificación de la diplomatura. A esto se le añade un currículum y el director del centro te hace una entrevista. Es él quien decide que si te quiere en su equipo o no. Durante 12 años trabajaba en esta institución impartiendo Solfeo, Armonía, Transporte y repentización, Música de siglo XX. Las primeras dos asignaturas daba de manera global enlazando las dos horas. El solfeo en este nivel significaba el trabajo auditivo sobre los contenidos de Armonía.

Al mismo tiempo entré en un coro de aficionados y no he dejado cantar en algún coro hasta venir a España. Los coros de aficionados tienen un alto nivel musical gracias otra vez a Kodály que alentó el movimiento coral en Hungría (véase artículo en 12 notas nº 21).

Dije antes que el método Kodály era para nosotros algo evidente, inseparable de nuestro propio método. Para nosotros era natural que los alumnos que acceden a grado superior tengan una buena preparación: buen oído, memoria musical, sensibilidad tonal y armónica desarrolladas, comprensión de la estructura del lenguaje musical, conocimiento de la literatura musical etc. (No digo que no nos habíamos quejado sobre el nivel insuficiente de los alumnos, eso parece, lo hacen todos los profesores). Sin embargo, yo pronto me encontré en una situación que me permitió experimentar el “desierto educativo musical”. Me invitaron a impartir clase de solfeo y armonía para los estudiantes extranjeros en la Academia “Liszt” de Budapest y, poco después en el Instituto Internacional de Pedagogía Musical “Zoltán Kodály” de Kecskemét. En estas ocasiones experimenté alucinada la falta de una formación auditiva mínima, del conocimiento de nociones musicales elementales respecto al lenguaje de la música, la falta de experiencias o vivencias musicales de parte de los alumnos extranjeros que se matricularon en estas instituciones.

 

            Llegué a España en 1990. En Andalucía se conoció poco o nada sobre la LOGSE. Así, me encontré con un sistema de educación musical que me pareció totalmente absurdo, sin sentido hasta caer en ridículo. (Mi primera experiencia “inolvidable” ha sido escuchando a un alumno de música examinándose que balbuceaba algo de manera muy rara haciendo con el brazo unos movimientos de aspa de molino. Me entró la risa, ya que en mi vida no he visto tal cosa. Luego me enteré que esto era el examen de ritmo y lectura. Más adelante tenía más gana de llorar experimentando el daño que este “método” hizo en el sentido rítmico innato de los alumnos y la ferocidad con que se defendió este “sinsentido”.)

Mi mejor etapa laboral se comenzó siendo la directora de la Escuela Municipal de Música de Herrera. En la programación facilitada por el conservatorio que tutelaba a esta aula de música antes de que se había convertido en EMM, destacó la parte teórica. Sin embargo, pronto daba cuenta que trabajando los contenidos exigidos a mi manera, es decir, partir de la percepción y mediante la interpretación llegar a la comprensión, produce buenos resultados en los exámenes de lenguaje musical. El centro pronto empezaba gozar de buena fama.

Durante los 12 años de mi dirección he visto a crecer muchos niños que entraron en la escuela de música con 5 – 6 años y hasta los 12 – 13 no la abandonaron. Como en el pueblo todo el mundo tiene tiempo, los alumnos entraron casi todos los días: dos veces por el Lenguaje Musical, dos veces para cantar en el coro, por la clase instrumental y para preparar las audiciones con el conjunto instrumental. La única responsable por su educación musical he sido yo. Coordinaba las diferentes materias para que todo encauce para divertirse haciendo música mejorando cada vez más la calidad interpretativa. Cada vez hubo más alumnos que eligieron la carrera de músico y superaban con éxito las dificultades de sus estudios. 

            En los últimos años trabajé en diferentes Conservatorios Superiores de Andalucía. A menudo tenía que enfrentarme con la falta de interés y el desnivel de los alumnos. Normalmente compaginé mi trabajo docente en los conservatorios públicos con la enseñanza privada impartiendo "Música y movimiento" para los niños más pequeños en alguna escuela de música. Los inicios me parecen fundamentales para habituar al niño a las actividades musicales mediante una enseñanza placentera y vivenciada.

               Actualmente trabajo en el Conservatorio Superior de Música "Manuel Castillo" de Sevilla.

Mis Ediciones

Escrito por katalinszekely 28-02-2007 en General. Comentarios (2)
MIS EDICIONES DIDÁCTICAS

ARMONÍA TONAL FUNCIONAL - ARMONÍA CLÁSICA
PILES Ediciones (Valencia)
P.V.P. 19€




El libro de Armonía es un libro de texto para los dos cursos de grado medio. La metodología representa el enfoque centroeuropeo: la enseñanza de armonía se origina de la práctica de bajo continuo. La capacidad de realizar un acompañamiento al teclado sobre un bajo cifrado barroco es uno de los objetivos.
Por otra parte, se trabaja también la textura clásica de melodía acompañada. El esquema armónico se transforma en acompañamiento gracias a las figuraciones.
Cada unidad didáctica contiene ejemplos musicales que demuestran el funcionamiento y el entorno del
nuevo acorde o fenómeno armónico. Se elaboran ejercicios escritos. Se examina la relación entre armonía y forma en marco de la frase. Se improvisa sobre esquemas armónicos.
El libro del alumno se completa con el libro del profesor que contiene las soluciones y sugerencias para los análisis e improvisación y proporciona dictados. 

DEMO Armonía

ANÁLISIS 1º 2º
Ediciones Maestro (Málaga)
P.V.P. 23€



Los libros de Análisis son libros de texto para los dos cursos de grado medio. Las unidades didácticas se centran al nacimiento de la forma musical autónoma en el Barroco y Clasicismo. El primer libro se ocupa con las pequeñas formas, el segundo abarca las grandes formas. La introducción describe los géneros, los principios de la formación, las técnicas de composición y la metodología del análisis. Las unidades didácticas explican las formas a base de análisis de obras representativas, contienen obras similares para analizar en clase y para el trabajo individual de los alumnos. Se aprenden los fundamentos de la composición a través de ejercicios de composición.
Cada libro se completa con un CD con las obras analizadas y con los libros del profesor que contiene las soluciones. 

LENGUAJE MUSICAL 1º 2º 3º 4º
Mundimúsica Ediciones
P.V.P. 20€




LENGUAJE MUSICAL

El método refleja el estrecho vínculo que une a la autora con el mçétodo Kodaly y que pretende lograr el dominio de la escritura y lectura musical comprensiva mediante la creatividad y basándose en un material musical de calidad.
En el primer y segundo libro se utiliza un repertorio de canciones infantiles y populares seleccionadas cuidadosamente según los objetivos para aprender el funcionamiento de la forma y el lenguaje musical en pequeña escala.
El primer libro pretende desarrollar el sentido rítmico y melódico.
El ritmo se aprende a través del ritmo de las palabras - utilizando rimas, adivinanzas - haciendo hincapié en la relación de ritmo, acentuación y articulación.

Las notas no se aprenden aisladas, sino a través de estructuras melódicas o motivos.
Desde principio se trata el lenguaje musical como una forma de expresión "viva". Los alumnos aprenden las técnicas de composición mediante el manejo de los elementos del lenguaje formando variantes, inversiones, preguntas - re
spuestas. El análisisde modo de reflexión sobre el texto musical es constante.
Se inicia el canto a dos voces con ejercicios sencillos y canciones populares a dos voces.
El primer libro
abarca el do mayor ampliando paulatinamente las estructuras.
El segundo libro introduce el transporte a tonalidades de dos alteraciones y mediante el cambionde clave utilizando la clave de fa. Se aprenden las pequeñas formas compuestas como la forma Lied. A base de la función de las notas de la escala y la discriminación de los intervalos consonantes y disonantes se pretende desarrollar el sentido tonal.

LENGUAJE MUSICAL 3º 4º
El tercer y cuarto libro utiliza piezas del repertorio de la música: lieder de Mozart y Schubert, danzas barrocas. Se presentan algunas piezas del Renacimiento español y arreglos de canciones populares a dos voces.
Se emplean las tonalidades estudiadas. Se amplían las explicaciones teóricas sobre el funcionamiento del lenguaje tonal.
La lectura analítica se convierte en rutina.
Cada libro se completa con Apéndices para el profesor que contiene las soluciones y sugerencias para los ejercicios de análisis e improvisación y dictados.
El primer libro describe detalladamente el método y proporciona recursos para la práctica en el aula.

DEMO LengMus3-1
DEMO LengMus3-2
ACOMPAÑAMIENTOS DE LOS LIEDER 3º LIBRO (pincha para descargar)
1º parte
2º parte

ACOMPAÑAMIENTOS DE LOS LIEDER 4º LIBRO (pincha para descargar)
1ª parte
2ª parte
3ª parte
4ª parte

FORMACIÓN AUDITIVA 1
Lenguaje musical de los diferentes estilos
Lantos Budapest
P.V.P. 20€
venta por internet 12€




El libro sigue el método iniciado en los primeros cuatro libros. El repertorio se centra en el lied romántico. Se incluyen algunas de las piezas didácticas de Kodaly. El contenido se ordena alrededor de los siguientes temas
        - El cromatismo
        - El acorde
        - El lied romántico

DEMO Libro1
ACOMPAÑAMIENTOS DE LOS LIEDER (pincha para descargar)
1ª parte
2ª parte
3ª parte
4ª parte
5ª parte
6ª parte

FORMACIÓN AUDITIVA 2
Lenguaje musical de los diferentes estilos
Lantos Budapest - Distribuido por MUNDIMUSICA Ediciones
P.V.P. 20€





El segundo libro representa un nivel ananzado de la educación auditiva. Los temas se estudian a través de obras de la literatura musical ampliando el repertorio con la música medieval y renacentista, así como los estilos modernos del principio del siglo XX. Se introducen las claves antiguas, se ocupa con el transporte estudiando los instrumentos traspositores.
Los temas centrales son
      - Los modos en la música antigua y moderna
      - La modulación desde el Barroco hasta el Romanticismo
      - La evolución del sistema tonal desde la antigüedad hasta Debussy

DEMO Libro2
ACOMPAÑAMIENTO DE LOS LIEDER (pincha para descargar)
1ª parte
2ª parte

INICIACIÓN AL LENGUAJE MUSICAL
Preparación de la lectura y escritura musical 1
RITMO
Lantos Budapest
P.V.P. por internet 10€




El libro está destinado al alumnado de la educación infantil y de la área de Música y Movimiento en la Escuela de Música.
Los niños encuentran la representación gráfica
del ritmo musical de forma no convencional apta para su edad. A través de dibujos, fichas y figuras recortadas identifican las canciones que aprenden de oído, apuntan y componen motivos rítmicos.
El libro del alumno se completa con el libro de profesor (en CD o impreso). Las unidades didácticas se completan con un repertorio de canciones y juegos.
LibrodeProfesor1
LibrodeProfesor2
LibrodeProfesor3

DEMO: ¡Busca los ritmos escondidos!


 
Si no los ves encuentras la solución en el Libro de Profesor 2 (Ficha 18).

JUEGOS EN CORRO POPULARES Y TRADICIONALES
Recopilados por Katalin Szekely
DINSIC Barcelona
P.V.P. 12.50€




El libro contiene pretende recuperar aquellos juegos que antiguamente los niños jugaban tanto en el patio de su casa como al aire libre. Es un material didáctico idóneo tanto para la educación infantil como para primaria y escuelas de música. Se ofrece la canción junto con la descripción del juego. Los juegos se agrupan según la dificultad de las canciones y según las actividades que acompañan la canción. Hay juegos para los más pequeños a partir de 3 años de edad y también para los más mayores hasta los 9-10 años. El repertorio se completa con rimas para rifar y canciones populares acompañados por gestos.
 
DEMO Juegos

INICIACIÓN AL PIANO - MÉTODO DE LA ESCUELA HÚNGARA
Lantos Budapest - Distribuye PILES Ediciones
P.V.P. 20€



El libro de piano está destinado a los almnos que inician sus estudios de piano de grado elemental y escuelas de música y contiene pequeñas obras y un repertorio de canciones infantiles y populares arregladas para piano que el alumno conoce en la clase de Lenguaje Musical. Las unidades didácticas se completan con pequeños ejercicios de improvisación (inversión, imitación, pregunta-respuesta) preparando de esta manera los posteriores estudios contrapuntísticos.
El método húngaro destaca por una progresión paulatina de dificultad. Se introducen las diferentes articulaciones desde el principio. Colocando las manos en diferentes sitios, el alumno se acostiumbra al cambio de tonalidad y el uso de los diferentes modos.
En el Apéndices se encuentran acompañamientos para los primeros ejercicios para que el profesor acompañe al alumno. También se presenta una muestra de las 20 piezas fáciles a cuatro manos cuya edición está en preparación.

DEMO Piano

Katalin Szekely

Escrito por katalinszekely 28-02-2007 en General. Comentarios (7)

http://katalinszekely.blogspot.es/img/Foto.jpg      Foto: Lajos Hauer

KATALIN SZEKELY nació en Budapest (Hungría).

Obtuvo el Titulo Superior de Composición en la Academia Superior de Música “Liszt Ferenc” de Budapest en 1991 y el Titulo Superior de Dirección de Coros en el Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo” de Sevilla en 1999.

Obtuvo el premio “Zippser Renée” para Jóvenes Compositores Húngaros en 1980.

En 1988 obtuvo la Medalla del Concejo de Ministros de la República de Hungría por su labor docente.

Ha sido Profesora titular de Composición y Teoría de la Música en la Academia Superior “Liszt Ferenc” de Debrecen (Hungría), impartiendo materias como Armonía, Solfeo, Análisis, Formas musicales, Transporte y repentización, Música del siglo XX. Asimismo ha sido profesora de Composición en el Conservatorio Profesional "Francisco Guerrero" de Sevilla y, más tarde, en el Conservatorio Superior “Rafael Orozco” de Córdoba. Actualmente es profesora de Composición en el Conservatorio Superior "Manuel Castillo" de Sevilla.

En 1989 fue profesora invitada del Instituto Internacional de Pedagogía Musical "Zoltán Kodály" de Kecskemét (Hungría).

Desde 1992 hasta 2004 ha sido la directora de la Escuela Municipal de Música de Herrera (Sevilla) encargándose de la elaboración del Proyecto del Centro, de la programación de las asignaturas y coordinación de las asignaturas complementarias e impartiendo las asignaturas de Música y movimiento, Lenguaje musical, Coro infantil y piano.

Impartió numerosos cursos de Análisis, Formación auditiva, Armonía, Didáctica de Lenguaje Musical, Pedagogía musical y Método Kodály en Madrid, Sevilla, Córdoba, Málaga, Huelva, Jaén, Cádiz, Valencia, Murcia, Badajoz, Logroño (La Rioja), Lugo (Galicia). y Budapest (Hungría). Ha sido profesora invitada en los cursos de la Aula de Música de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) y la Escuela de Verano Ciudad de Lucena (Córdoba).

Sus obras han sido interpretadas en Francia, Alemania, España, Hungría, Estados Unidos, Yugoslavia y grabadas por la Radio Nacional de Hungría y Centro de Documentación Musical de Andalucía.

Colabora con MUNDIMUSICA Ediciones (Madrid), EDICIONES MAESTRO (Málaga), PILES Ediciones (Valencia), DINSIC (Barcelona) y Ediciones LANTOS (Budapest) en la edición y distribución de sus trabajos pedagógicos. Asimismo colabora con las revistas musicales 12 notas y Quodlibet.

Actualmente está preparando su tesis en la Universidad de Sevilla.